María Helena Enríques Mueller. Directora del Programa de Juventud de la UNESCO

 Los días 17 y 18 de junio de 2003 tuvieron lugar las VI Jornadas de Voluntariado Cultural, en Pontevedra (Galicia), organizadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Entre las distintas intervenciones destacó sin duda la de María Helena Henríques Mueller, Directora del Departamento de Programas de Juventud de la UNESCO, que por su talante natural y espontáneo supo conectar con el público. Aprovechando un momento de descanso, me acerqué a conversar con ella y me sorprendió su sencillez a la hora de comunicarse con la gente más joven, a quien va dirigida esta entrevista.

 

– Nos gustaría que nos hablase un poco de cómo ha encarado la UNESCO el acercamiento a los jóvenes en su proyecto para la juventud.

 – Lo primero que hemos hecho ha sido tratar de identificar una estrategia pensando en qué afectaría nuestra acción con los jóvenes. Nosotros siempre decimos que la UNESCO no trabaja para los jóvenes, sino que trabaja con los jóvenes, porque para poder trabajar para los jóvenes, primero hay que escucharlos. Así se abrió la organización y mis compañeros de trabajo se acostumbraron a tener jóvenes en las reuniones, a escuchar cómo se expresan, a entender sus puntos de vista. Desde el primer momento hubo mucha participación, con la presencia física de los jóvenes, desde ese día hasta hoy. Lo segundo ha sido tratar de desarrollar su participación en los proyectos, que ellos mismos se responsabilicen con la identificación de los temas, su diseño, el acompañamiento de los proyectos y su evaluación; actualmente estamos en eso. Y el tercer eje de nuestra acción, que es el más débil, es cómo pasar de eso a la política, cómo hacer de esas experiencias de trabajo, políticas de juventud que sean más modernas, que respondan más a la manera en que los jóvenes de hoy día trabajan la educación, la salud, el trabajo… todos esos temas que siguen existiendo para ellos, que tienen definición y contenidos diferentes.

– En esas mesas de diálogo ¿hay participación? ¿los jóvenes tienen ganas de intervenir? Teniendo en cuenta lo difícil que es poder responder, ya que hablamos de una multitud de sociedades que forman nuestro planeta.

– Nosotros tenemos muchas discusiones en torno al tema de la participación política de los jóvenes. Hay extremos que creen que los jóvenes no están participando en los mecanismos tradicionales, que tienen menos confianza en los gobiernos, en los partidos políticos, en las instancias directivas… pero eso no significa que no haya manifestaciones políticas de participación. Por ejemplo, la existencia de subculturas, la existencia de hip-hop, el reaggae, como posiciones políticas con temas de medio ambiente, de respeto, de su vida cotidiana… Nosotros pensamos que este tema de la participación política tiene que ser visto por los jóvenes tratando de ir a los niveles locales, darles las formas de gobernabilidad que a ellos les gustaría reivindicar, donde tuviesen protagonismo junto con las otras generaciones, lo que les permitiría ser, escuchar y participar, y eso es un poco lo que estamos haciendo.

– Actualmente ¿cuál es el proyecto más importante en el que está trabajando UNESCO?

– Tenemos un proyecto bien interesante con ENDA, en el que participan tres ciudades de Latinoamérica, tres de África y tres de Europa (dos son de España: Barcelona, Palma de Mallorca). Pronto van a saber más de este proyecto, especialmente ustedes que trabajan en Palma de Mallorca. El proyecto se llama BARRIOS DEL MUNDO.

– Imagínese que tuviera aquí delante a una persona que representara a la juventud. ¿qué le diría como responsable en el mundo de su trabajo para con ellos? O mejor aún ¿qué le diría a los jóvenes del mundo si los tuviera delante y pudiera dirigirse a ellos en un gran aforo o en un gran estadio disponiendo sólo de un minuto para decirles algo pero que le surgiera desde el fondo del corazón?

– Les diría que tengo mucha confianza en ellos, en los jóvenes de hoy día, le preguntaría cómo mi generación puede ayudarles a desarrollarse más y mejor, les diría que les agradezco el que cada día me emocionen por su demostración de solidaridad, de responsabilidad… Les diría que tengo confianza en el mundo que van a construir.

Daniel Capllonch